Instalación de un sistema de maletas Holan Nomada Pro II en la AT

Si lo que buscas es solamente las instrucciones para montar el Sistema de maletas en tu moto, baja hasta que encuentres el apartado INSTRUCCIONES. Si estás aburrido en la oficina y te apetece leer la historia entera, ¡Adelante!

Este sistema de maletas fabricado en Polonia cuesta unos 200€ menos que el equivalente de Touratech y la maleta derecha tiene un corte para el tubo de escape, algo que el fabricante alemán parece negarse a hacer para cualquier moto que no sea una BMW. En general (más detalles luego) están a la par con la calidad alemana, así que si añadimos la ventaja del corte para el escape, ¿cuál es la razón de la diferencia de precio?

IMG_8036

Aparentemente, las instrucciones. Los polacos no incluyen ni una página de instrucciones en sus productos. Te mandan las maletas, los marcos de soporte, unos cuantos tubos de formas varias y una bolsa de tuercas, tornillos, arandelas y separadores y te toca apañártelas para adivinar la mejor manera de montar todo eso en la moto. No es que Holan esté intentando salvar el Amazonas eliminando las instrucciones en papel, porque en su web tampoco hay un PDF. ¿En serio Holan, en serio?¿Tanto cuesta?

IMG_8035

Mejor que te guste el Meccano, pues.

Las maletas Holan normalmente llevan los anclajes ya montados sin coste extra, que es otra ventaja respecto a las de Touratech, pero en mi caso compré un par que el distribuidor en España ya tenía en stock para evitar la larga espera si tenían que enviarlas desde Polonia, y ya estaba avisado de que tendría que montarme los anclajes yo. No suponía un problema, ya había montado con anterioridad los anclajes de mis viejas maletas Touratech, el único pero es que se necesita más tiempo.

Los primeros herrajes que fabricó Holan no tenían puntos de montaje a la parte trasera del subchasis para ahorrarse tener que taladrar a través del guardabarros, pero flexionaban demasiado y el diseño se modificó para incluir un punto de montaje adicional. Había aparecido esta foto de los nuevos herrajes en internet, pero aparte de eso, no tenía más información:

IMG_4001-1

Imaginé que el proceso sería el mismo que con los sistemas de Touratech, GIVI o Globescout, taladrar un par de agujeros en el guardabarros trasero para montarlos al final del subchasis. Sin embargo, había dos cosas que no me cuadraban.

Primero, viendo la foto anterior, esos dos tornillos parecían estar muy atrás, demasiado para pasar por el guardabarros al final del subchasis, tenían más pinta de estar debajo de la luz trasera o de la matrícula.

Segundo, con todas las piezas esparcidas delante de mí, la placa en forma de H donde se montan esos tornillos parecía demasiado ancha y plana para encajar debajo del guardabarros, que tiene una curva muy pronunciada. ¿Quizá iba montado por el otro lado, debajo del asiento?

Decidí poner los marcos en los puntos de montaje en los reposapiés del pasajero y la parte delantera del subchasis sin apretar los tornillos para intentar ver más claro cómo encajaban las piezas nuevas y tras unos minutos trasteando se me encendió la bombilla. ¡Iban montados debajo del portaequipajes trasero, no el subchasis! De modo que las buenas noticias es que el sistema de Holan sigue sin necesitar que se hagan agujeros.

IMG_8106

A partir de ahí simplemente era cuestión de deducir dónde iban todas las tuercas, tornillos, arandelas y separadores. Así es como se monta:

INSTRUCCIONES

Desmontar el  asiento. No es necesario quitar también el del pasajero, aunque es aconsejable para no mancharlo accidentalmente, sobretodo si tienes una moto roja.

Desmontar los dos tornillos que aguantan el portaequipajes y las asas del pasajero al subchasis y que quedan más cerca de la parte delantera de la moto. Los herrajes Holan se montan directamente a esos puntos, un sistema que me parece preferible a los que van colgados de los soportes para las maletas originales Honda.

IMG_8053

Quitar los reposapiés del pasajero. Hace falta quitarlos del todo, no solo la parte trasera, pues un tornillo aguanta los herrajes y el otro necesita un separador.

Si tienes un top case o una placa para bolsas, también hay que quitarlos (no era mi caso).

¡Importante! Si tus maletas ya llevan los anclajes montados, ya puedes comenzar a instalar los herrajes en la moto. Si necesitas taladrar los agujeros para montarlos, no los montes aún en la moto, necesitas los marcos para tomar las medidas para marcar los puntos a taladrar en las maletas. Explico este paso más abajo, así que si necesitas hacerlo, léelo ahora y luego vuelve a esta punto para cuando ya tengas los anclajes montados en las maletas y estés listo para poner los herrajes en la moto.

La forma más sencilla de asegurarse de que todo encaje como debería antes de empezar a apretar tornillos es montar todas las piezas en la moto y colocar todos los tornillos y tuercas flojos, y luego empezar a apretar progresivamente. Muy a menudo habrá algo que no encaje del todo y hará falta tirar, empujar o doblar algo.

En mi caso, y el de al menos un miembro más del foro AT en España, el punto de montaje al subchasis en el lado del escape requería hacer muchísima fuerza para alinearlo con el agujero. No quería cargarme la rosca al meter el tornillo forzado, así que lo puse en un torno y lo doblé un poco hacia atrás con una herramienta de ajuste de precisión (también conocida como “martillo”). Después de eso encajó todo sin problemas.

El punto de montaje inferior va unido al tornillo de arriba del reposapiés del pasajero. Como esto hace que quede más hacia afuera que antes, hace falta poner un separador en el tornillo de abajo. No quitar las arandelas que vienen con el reposapiés.

IMG_8062

En la parte trasera, montar la barra de soporte transversal que conecta las esquinas inferiores de los marcos con una arandela en cada lado del tornillo. La punta con el ángulo más abierto va del lado del escape.

IMG_8071

Para montar el anclaje extra debajo del portaequipajes hay que usar los ocho separadores especiales. Poner cuatro de ellos en los agujeros del portaequipajes desde arriba (con la parte estrecha hacia abajo) y meter los tornillos Allen de cabeza redonda por el agujero.

IMG_8058

Ahora viene la parte difícil: hay que meter los otros cuatro separadores (con el lado ancho hacia arriba) en los tornillos por debajo, colocar la placa en forma de H sin que se caigan (y con las roscas soldadas mirando hacia arriba) y empezar a roscas las tuercas autoblocantes. No apretarlas del todo.

IMG_8059

IMG_8055

Para terminar, colocar las uniones en forma de L de las esquinas superiores de los marcos hasta la placa en forma de H debajo del portaequipajes. Van montadas con el ángulo mirando hacia abajo para no tapar los intermitentes.

IMG_8068En mi caso, Holan se había dejado los dos tornillos necesarios para fijarlas a la placa en forma de H, así que tuve que tirar de existencias personales.

IMG_8064

Lo único que queda por hacer es ir apretando progresivamente todas las tuercas y tornillos. Todas las tuercas incluidas son autoblocantes, pero siempre es aconsejable comprobar que todo se haya asentado bien al cabo de unos días de usar la moto y poner unas gotas de cola para roscas para asegurarse de que no se afloje nada.

MONTAJE DE LOS ANCLAJES DE LAS MALETAS:

Para los que tengan la mala suerte de recibir las maletas sin los anclajes ya montados, aquí explico el proceso.

Con las maletas Zega originales de Touratech, o con cualquier otras que no tengan las esquinas redondeadas o con chaflán, era posible jugar un poco con los puntos de montaje para encontrar la mejor posición: más adelante o atrás, más arriba o más abajo… Para hacer esto fácilmente el mejor método era montar los herrajes en la moto, comprobar exactamente dónde se querían las maletas (mejor con un pasajero) y luego desmontar los herrajes y usar los marcos para marcar exactamente los puntos a taladrar con la maleta de lado en el suelo. En este caso no hay mucho margen para el movimiento horizontal, y no se puede elegir la altura, pues viene determinada por el corte para el escape, así que se pueden  tomar las medidas sin necesidad de montar los herrajes en la moto.

Tumbar la maleta con el corte para el escape en el suelo, situar el marco encima y medir la distancia horizontal a ambos bordes.

IMG_8073

Hay un poco de margen para montarlo más adelante o más atrás, pero no mucho, y si se monta en medio se reduce el riesgo de cometer un error al transferir esas medidas a la otra maleta (ver el post anterior) y queda la posibilidad de cambiar maletas de lado si en el futuro se compra una moto con el escape en el otro lado (siempre que Holan haga unos herrajes para esa moto, claro).

Medir la distancia de la parte superior del marco a la tapa. Y apuntar todos estos números, por supuesto.

IMG_8074

Con los marcos en la posición exacta en la que los quieras montar, colocar los soportes de plástico en su posición correcta dentro del marco (hará falta un amigo que aguante el marco para que no se desplace ni un milímetro, o se puede poner peso encima). Con un lápiz delgado, una mina, o mejor aún, un punzón de metal, marcar la posición de los agujeros de las piezas de plástico en a maleta.

IMG_8072

Quitarlo todo y taladrar los agujeros (broca de 5mm para los tornillos pequeños, de 8mm para los grandes).

IMG_8079

Limpiar las virutas y avellanar los agujeros con una broca de mayor diámetro para que no sobresalga nada, y montarlo todo en el siguiente orden: desde dentro – las plaquetas de refuerzo (pequeñas) y los tornillos; desde fuera – las plaquetas de refuerzo (largas), las piezas de plástico, las patas de metal (abajo) y los soportes metálicos giratorios (arriba). Asegurarse de que los agujeros de 8mm arriba son lo suficientemente grandes para que los soportes metálicos giratorios se puedan mover sin problemas.

IMG_8080

En mi caso, tuve que añadir un separador para los pomos que bloquean los soportes metálicos giratorios desde dentro de la maleta porque quedan demasiado cerca de la cabeza del tornillo pequeño, y no vienen incluidos en el kit.

IMG_8082

Los marcos tienen un pequeño punto de soldadura en el que encajan los soportes metálicos giratorios para que no se muevan mientras se aprietan. Uno de ellos no terminaba de encajar (el corte en el soporte era demasiado corto), así que tuve que alargar el corte un poco.

IMG_8090

En total, faltaban dos tornillos y cuatro separadores, un punto de anclaje en los herrajes necesitó un poco de “alineación”, uno de los cortes en los soportes metálicos giratorios necesitó un poco de fresado y no hay instrucciones. Si te gusta el bricolaje, tienes acceso a herramientas, y quieres maletas con corte para el escape, estas son una buena elección. Por 200€ más, y si no te importa no tener el corte para el escape, las de Touratech vienen con instrucciones. No sé los últimos modelos, pero mis Zega (primera generación) también necesitaban taladrar para los soportes (y eran más agujeros, de hecho) y los herrajes también necesitaron un poco de fuerza. Eso sí, no faltaba ninguna tuerca ni tornillo. Si quieres el look GSA total, Globescout los vende con instrucciones, anodizados, con soportes montados y de excelente calidad. Cuestan 300€ más. Ah, y el precio de Holan incluye los portes.

Anuncios

Hora de cargar la burra – ¿qué sistema de equipaje elegir?

¿Bolsas o maletas? Es un debate eterno, y no voy a ser yo quien lo alargue aun más aquí, así que para resumir: las dos.

Se supone que la AT es una buena moto fuera del asfalto, así que la elección debería estar clara, bolsas, pero yo también la usaré como moto de turismo con dos personas para viajes largos con la salida puntual por lo marrón, lo que requiere la mayor capacidad y seguridad que brindan las maletas rígidas. Así pues, decidí comprar un juego de maletas de aluminio para el viaje de este verano y usar el petate Ortlieb para mis escapadas en solitario lejos del asfalto. Si hago otro viaje largo en solitario quizá compre un par de alforjas y las ate a los herrajes de las maletas.

Ahora el tema era: ¿qué maletas?

Tenía un sistema Touratech en la V-Strom y estaba más que contento con ellas; esas maletas habían aguantado incontables caídas y siempre las había podido arreglar a base de martillo. La V-Strom y la AT tienen el escape en el mismo lado, lo que significa que podría simplemente comprar los herrajes y usar las mismas maletas, pero tenía mis razones para no hacerlo.

IMG_6520Primero, al hacer los taladros para montar los soportes en las maletas para la vieja moto cometí un error de medida y una de las maletas quedó montada más atrás que la otra. No hay una gran diferencia, pero se nota, y es algo que aún hoy me molesta.

Segundo, tener escape solo en un lado significaba que una de las maletas tenía que ser más pequeña que la otra, y con el culo más bien gordo de la V-Strom tuve que elegir los modelos más pequeños de Touratech para mantener el conjunto razonablemente estrecho. Para la AT quería una sistema con un corte en el lado del escape, al estilo de las GS, para maximizar la capacidad y mantener las maletas lo más cerca posible de la moto.

IMG_6700Por último, las maletas viejas tenían todos los “galones” (es decir, las pegatinas de los países) que la otra moto se había ganado a pulso, y no me parecía correcto que los luciera la nueva. Sé que esto le puede parecer una soberana tontería a muchos, pero para mí, la AT se tiene que ganar sus medallas.

2013-09-02 20.40.19

Dicho esto, tocaba hacer investigación de mercado.

Los dos únicos fabricantes que encontré que hacían un sistema con corte en el lado del escape eran Holan, de Polonia, y Globescout, de Turquía.

Ambos ofrecen productos de excelente calidad, pero elegí Holan porqué son algo más baratos y tienen distribuidor en España. Sin embargo, las cosas no iban a ser tan sencillas.

El día que me entregaron la moto pedí un top case a Holan porque necesitaba un mínimo de capacidad de carga para ir al trabajo cada día, y pensé que ahorraría para las maletas y ya las compraría a un mes del viaje de verano. Sin embargo, parece que al haber sido uno de los primeros fabricantes en sacar accesorios para la AT, Holan se han visto inundados de pedidos y acumulan retraso. En el momento de escribir estas líneas, aun no he recibido el top case ni las defensas que pedí. Esto me hizo temer que las maletas no llegaran a tiempo para el verano.

Para empeorar las cosas, otro propietario de una AT y miembro del foro de la moto que había hecho un pedido antes que yo recibió su sistema de maletas y sus impresiones no eran nada buenas.

Es complicado montar herrajes para maletas en la AT. Está diseñada para las maletas de plástico originales de Honda y ya está, no han diseñado puntos de montaje de fácil acceso para nada más, lo que significa que los fabricantes de la industria auxiliar han tenido que buscarse la vida. Es sencillo montar los herrajes en los puntos clásicos en los reposapiés del pasajero y en la parte delantera del subchasis, pero no en la parte trasera. La solución de Touratech y GIVI es taladrar el guardabarros trasero para acceder a dos anclajes al final del subchasis y anclar la parte de detrás de los herrajes por debajo.

GIVI instructions

Touratech instructions

Holan decidió añadir un barra de refuerzo desde la parte superior de los marcos para las maletas hasta los reposapiés y no anclar el sistema por la parte trasera. Según ellos habían probado el sistema con el departamento técnico de una universidad polaca y era suficiente. Sin embargo, con el sistema montado en su moto, el miembro del foro que he mencionado antes no estaba para nada contento. Explicaba que tenía juego y flexionaba demasiado, incluso sin carga, y que no se atrevería a llevarse la moto fuera del asfalto por miedo a que se soltara todo.

Mala pinta tenía la cosa, así que empecé a considerar la opción de Globescout. Conseguí ponerme al teléfono con ellos y me confirmaron que su sistema requería también taladrar para acceder al subchasis, lo que me pareció correcto, pero era bastante más caro que Holan, y si quería el top box a juego tenía que cancelar el pedido y comprar uno a ellos, que costaba casi el doble que el de Holan.

Estaba empezado a pensar dejar correr el tema del corte para el escape y comprar un sistema de GIVI cuando vi que en el foro hablaban de un blog francés donde se decía que Holan había admitido el fallo de diseño y modificado el sistema con un punto de montaje adicional en la parte trasera y adjuntaba una foto del nuevo sistema. La gente del foro se habían puesto en contacto con el distribuidor de Holan en España, pero no habían podido confirmar si la modificación estaba o no disponible.

IMG_4001-1

Tras muchos intentos de contactar con Twin Trails, el distribuidor español, conseguí finalmente hablar con ellos y me dijeron que los herrajes ya se mandaban con la modificación hecha. No solo eso, ya los tenían en stock, y si quería maletas de 45L con tapas negras, también tenía un par. Era el tamaño que buscaba y no me importaba que la tapa fuera negra en vez de aluminio natural, así que aproveché la oportunidad. Una semana más tarde las tenía en la puerta.

Más sobre el montaje pronto.

Tres países en un día

Día 4 – Viernes 28 de junio – De Smrjene a Budapest (532km)

¡Que día! Una de las cosas que te dicen sobre viajes así es que es cuando empiezas a tener problemas cuando empieza la verdadera aventura. Bueno, puede sonar a locura, pero es cierto: tuve la primera caída y a pesar de ello, fue otro día maravilloso.

La caída no fue grave, pero sí bastante humillante… Acababa de salir de Smrjene e iba de vuelta a la ciudad para atravesarla e ir hacia la frontera siguiendo las instrucciones en el GPS. El trafico era bastante denso otra vez, era hora punta por la mañana y estaba parado en un semáforo detrás de una furgoneta que me tapaba la vista hacia adelante. El semáforo cambió y el traficó empezó a moverse, cuando de repente la furgoneta clavó los frenos y yo también para evitar darme contra ella. Justo estaba empezando a moverme, de modo que la moto estaba un poco inclinada, no habiendo cogido aún suficiente velocidad para mantenerse derecha ella sola, así cuando frené de golpe se inclinó demasiado hacia un lado y pasado cierto ángulo, la caída era inevitable. Cayó estrepitosamente en medio de una calle principal llena de coches en el centro de la ciudad. Me levanté, comprobé que yo estuviese bien (lo estaba) e intenté levantar la moto para apartarla, pero enseguida descubrí que completamente cargada era demadiado pesada para para levantarla solo.

Por suerte, un chaval cruzó la calle rápidamente entre el tráfico y me ayudó a levantarla. La arranqué y la llevé a una parada de bus para ver si se había roto algo. Había aterrizado en los BarkBusters, que hicieron su trabajo muy bien y evitaron que se dañase la maneta del embrague, y en la maleta izquierda, que tenía una pequeña rascada. El botellero exterior se había soltado del tornillo inferior pero eso parecía ser todo. Arranqué y seguí mi camino.

Me han dicho que en viajes tan largos es necesario cierto tiempo para ir cogiendo el ritmo, y hoy empecé a verlo. Tenía otro largo día por delante, pero esta vez no me preocupaba perder tiempo si me paraba a hacer fotos a algo que me gustase o a descansar más a menudo. Sabía que tenía todo el día para llegar, y podía disfrutar de la carretera.

Con esta nueva mentalidad, me paré poco después de dejar la ciudad y descubrí que la maleta izquierda no estaba bien cerrada. Al inspeccionarla más de cerca me di cuenta de que la caía la había empujado contra el soporte, doblándola lo suficiente para deformar el labio de la apertura, de modo que ya no quedaba alineado con la tapa.

IMG_6517

IMG_6516

Estaba bastante nublado, y Franci había mirado la previsión del tiempo para Hungría y había posibilidad de lluvia, así que me preocupaba que entrase agua en la maleta, sobretodo porque era la que contenía el material de acampada y de dormir. Decidí intentar encontrar un taller para ver si la podían enderezar. De vuelta en la carretera empecé a buscar y enseguida vi algo que parecía uno. Me acerqué y resultó ser una especie de estación de ITV. Como ya estaba allí, decidí preguntar dónde podía encontrar un lugar para repararla, así que me acerqué a un hombre que salía con los papeles de su coche en la mano. Le expliqué el problema, echó un vistazo a la maleta e inmediatamente sacó su móvil y llamó a un amigo suyo que tenía una planchistería. Desafortunadamente, no contestaba, así que me acompañó a la nave de al lado, donde había un lavado de coches.

IMG_6493

El hombre del lavado llamó a su colega, que tenía un pequeño taller detrás del edificio, y vino y me indicó con gestos que desmontase la maleta de la moto y se la diese. Lo hice, y diez minutos más tarde volvió con la maleta en la mano, lo suficientemente enderezada para que la tapa volviese a encajar bien. Les di mil gracias y seguí mi camino.

Un par de horas después encontré un taller desvencijado con estas maravillas en la puerta y me paré a hacer unas cuantas fotos.

IMG_6496

IMG_6499

IMG_6498

IMG_6503

Las carreteras eran geniales otra vez, y me estaba preguntando si la gasolina sería más barata en Hungría o en Eslovenia cuando de repente, saliendo de una curva y subiendo una colina muy empinada, me encontré con una señal que me sorprendió.

Uno puede toparse con gente, con problemas, con una farola si no se anda con ojo, pero era la primera vez en mi vida que me topaba con un país. Aparentemente, me había encontrado con Austria por casualidad.

IMG_6506

Mirando el mapa había visto que había una línea bastante recta de Ljubljana a Budapest, pero aparentemente mi GPS había decidido que me gustaría más la ruta paisajística, y no se equivocó. Me había llevado hacia el norte, en dirección a Graz, y luego hacia el este por encima del parque natural Orségi Nemzeti y luego a Hungría. Disfruté mucho de esas horas en Austria y aproveché para conseguir otra pegatina y llenar el depósito, ya que la gasolina era más barata que incluso en España. Me parece que el viaje que algún día quería hacer por el norte de Italia se va a quedar en proyecto… ¡con esos precios prefiero visitar Europa central! El paisaje es mejor, también. Una vez crucé la frontera, sin embargo, todo cambió.

IMG_6509

La carretera seguía siendo estrecha, pero estaba en bastante mal estado, y todo parecía peor cuidado. Me paré en una gasolinera justo en la frontera para cambiar algo de dinero por primera vez y comprar otra pegatina.

IMG_6512

Había estado medio tapado todo el día, condiciones perfectas para ir en moto, no demasiado calor, sin lluvia… pero por la tarde el tiempo empeoró y parecía que iba a llover. Iba pensando que debería parar y poner la capa impermeable en el traje, pero eso suponía desmontar el petate y mi yo más optimista no dejaba de ver que más adelante el cielo estaba más claro. Eso sí a media mañana me había tenido que poner los guantes de invierno, que hacía frío.

Al final llegué a Budapest seco y encontré el lugar donde me quedo un par de días sin problemas. Si venís a Budapest en moto o en bici, ¡este es el lugar donde alojarse! Acampé, me dejaron un par de herramientas de precisión (también conocidas como martillos) y me dediqué a volver a darle forma a la maleta a base de golpes. Pero ya contaré más mañana, que hoy fue un día largo, unas diez horas en la moto, y ya es tarde.

Cómo llevar dos neumáticos hasta Volgogrado y otras historias

Los neumáticos son una parte importante del equipo para un viaje así y, en mi caso, un tema que me ha dado bastante que pensar, no tanto sobre qué neumáticos usar, sino sobre si debo llevarme un juego conmigo o no.

Había decidido que iba a atravesar Europa con los neumáticos que ya tengo, un juego de Michelin Anakee 2, aún tienen casi todo el dibujo y la mucha de gente les ha sacado kilometrajes muy elevados, y luego cambiarlos por un juego de Heidenau K60 en Volgogrado antes de empezar con la parte más complicada del viaje.

La mayoría de gente dice que es difícil encontrar las medidas que necesito para mi moto en Rusia, no digamos ya en Kazakstán o Mongolia, así que podía buscar un taller cuando llegase el momento de cambiarlas y esperar que hiciesen un pedido y les entregaran un juego, podía comprarme yo un juego y mandarlo por adelantado para que ya estuviesen allí cuando llegue a Volgogrado o podía llevarme un juego desde el principio.

Esperar que lleguen los neumáticos no era una opción, ya que no quiero pasar más tiempo del necesario en un lugar determinado a no ser que haya un problema, mandarlos por adelantado implica tener un contacto en Volgogrado que los reciba y los guarde, y puede que tenga que pagar las tasas de importación en el momento de la entrega. Imagino que podría haber arreglado algo a través de HUBB, pero era demasiada complicación y me gustaba la idea de tener un par de neumáticos de recambio si un pinchazo no se puede arreglar fácilmente con un kit de reparación. Siempre puedo intentar llegar o hacer transportar la moto hasta el taller más cercano y hacer cambiar el neumático.

Así que una vez decidido que me iba a llevar los neumáticos conmigo, me pasé el fin de semana estudiando distintas maneras de fijarlos a la moto.

Llevo el material de acampada/cocina en una maleta; las herramientas, kit de reparaciones, recambios, kit de mantenimiento en la otra; la documentación, cosas importantes, ordenador, cámara, etc. en la bolsa de sobredepósito y la ropa, botiquín y kit de coser en un macuto impermeable.

Descarté rápidamente la opción de colgar los neumáticos detrás de la moto: desplazaba demasiado atrás el centro de gravedad y ya llevo una garrafa de gasolina y botellas de aceite y grasa ahí, por no decir que cubrirían parcialmente el piloto trasero o el escape o la placa de matrícula según la posición.

No llevo alforjas delanteras y había visto fotografías de un motorista que había colgado los neumáticos del depósito a ambos lados de la moto. Probé esa posición, pero son demasiado grandes y cuando están atados interfieren bien con mis piernas, bien con la dirección.

Así pues, iban a tener que compartir el asiento del acompañante y el portaequipaje trasero con el petate.

Probé distintas posiciones: primero la bolsa y luego los dos neumáticos detrás en vertical, lo mismo pero al revés, un neumático detrás de mi y otro detrás de todo, con la bolsa en medio, un neumático de pie, otro tumbado y la bolsa encima, incluso un neumático encima de cada maleta y la bolsa metida a través de los dos… Todas las posiciones quedaban muy abigarradas y tenías varias desventajas: se acumularía agua dentro de los neumáticos, quedaban demasiado altos, tendría que quitarlos cada vez que quisiera coger algo de la bolsa o llevármela (y eso es a diario)…

No quería tener que quitarlos hasta el momento de montarlos, la idea era fijarlos a la moto con cintas y atarlos al portaequipaje con cable con candado para hacer que fuese  más difícil robarlos. Al final pues la mejor posición era ponerlos planos y colocar la bolsa encima.

Había dos cosas que no me gustaba de esta opción: el conjunto quedaba demasiado alto (me llega casi hasta los hombros) y quedaba un gran hueco sin usar dentro de los neumáticos. Sin embargo, tras pensar un poco, encontré un buen compromiso.

Iba a llevar las provisiones dentro del petate (lo compré grande porque no quería cargar con demasiadas bolsas más pequeñas), pero si usaba el espacio en los neumáticos para llevarlas la bolsa estaría más vacía. No solo eso, sino que las cosas de dentro se podrían comprimir con más facilidad (casi todo ropa) de modo que quedaría más plana contra los neumáticos y podría enrollar la boca de la bolsa mejor, haciendo que fuese más impermeable. Decidido.

Planos contra el asiento y el portaquipaje, los neumáticos ocupaban bastante, y si me sentaba cómodamente sin que me tocasen la espalda, quedaban un par de centímetros demasiado atrás, de modo que no descansaban sobre el portaequipaje, lo que significaba que tenía que hacer algo para aguantarlos ahí. Había quitado la maleta pero no había instalado una base para equipajes, solo había el original, y no quería pagar una fortuna por una extensión solo para apoyar un lado de los neumáticos, así que decidí fabricarme mi propio soporte.

Compré un par de ángulos de hierro acerado (el aluminio era más ligero, pero demasiado flexible, y los de hierro eran muy rígidos para lo que pesan) y me puse a trabajar para hacerlos encajar en los puntos de montaje del portaequipaje de la moto.

IMG_59012013-05-12 12.19.42

 

 

 

 

 

Tengo que decir que tenía el privilegio de contar con la ayuda y consejos de mi padre para esto, un ingeniero nato (y de los mejores), de modo que por el precio de un par de ángulos metálicos y unas horas de trabajo en buena compañía conseguí un portaneumáticos hecho a medida perfecto. Supera eso, Touratech.

2013-05-12 11.55.47

2013-05-12 12.05.07

 

 

 

 

Los cortamos a la medida adecuada, limamos los cantos, le dimos forma al ángulo inferior para hacer que encajasen bien en el portaequipaje de la moto sin que perdiesen rigidez estructural  y taladramos los puntos de montaje y, ya que estábamos en ello, un agujero en cada punta que viene muy bien para enganchar cosas.

2013-05-12 12.19.59

2013-05-12 12.50.10

A parte de eso, también me dediqué a mejorar/personalizar las maletas Touratech. Había comprado cuatro candados para cerrarlas y eran geniales, ligeros y se abren todos con la misma llave, pero en tan solo un par de días de llevarlos puestos ya habían empezado a rayar las maletas, y vibran como el demonio a unas 5 o 6.000 rpm, que es el rango de revoluciones más habitual en la moto…

2013-05-11 20.05.562013-05-11 20.06.35

Así que compré algo de espuma adhesiva y recorté cuatro protectores para ponerles  debajo. También compré cinta reflectante para pegar en la parte trasera de las maletas, quiero hacerme bien visible, sobretodo en esas partes del mundo donde los  conductores no están tan acostumbrados a la presencia de motos como en Barcelona.

2013-05-11 20.07.392013-05-11 20.16.51

Finalmente, compré unos botellines de bicicleta baratos y portabotellas y los instalé en la parte de delante de las maletas. Espero que se mantengan frescos con el aire, y son una buena reserva de agua para las partes más duras del viaje.

IMG_5912IMG_5913

 

Montaje de las maletas y el soporte para el GPS

Hace un par de semanas entregaron un paquete enorme en mi casa; como yo no estaba lo recogió la portera, como suele hacer cuando pasa esto. Sin embargo, en este caso cuando digo “recogió” me refiero en realidad a “recibió”, porque era una caja tan grande que la pobre mujer no podía moverla sola. Mi compañero de piso llegó antes que yo y consiguió meterla en el ascensor y arrastrarla hasta dentro del piso.

IMG-20130422-WA0004

Era la última gran compra para preparar el viaje: un par de maletas Touratech Zega, los anclajes para mi moto, algunos accesorios para las maletas, un protector para el faro, un GPS Garmin y un soporte para el GPS.

Ahora solo tenía que encontrar el tiempo para montarlo todo en la moto y el momento perfecto llegó el pasado fin de semana. La lluvia mandó mis planes de salir en bici el sábado al garete, así que me fui a casa de mis padres y me puse manos a la obra.

Sabía que iba a necesitar al menos un día entero para las maletas y la base del GPS, ya que instalar lo segundo suponía desmontar todas las piezas del carenado y quizá también el depósito de gasolina para poder pasar los cables desde la batería hasta la parte de delante de la moto, y las maletas venían sin los soportes instalados. Las compré sin por dos razones: primero, si los instalaba yo las podía colocar exactamente donde quisiera en la moto, y segundo y más importante, suponía un ahorro considerable. ¿La única desventaja  Se tarda bastante, pues implica tener que se tienen que taladrar 18 agujeros en cada maleta, y eso después de haber tomado todas las medidas correctamente.

Había leído en el blog de Steve Stallebrass que cuesta mucho marcar los puntos de taladro mientras se aguantan las maletas contra los anclajes en la moto, así que primero instalé los anclajes en la moto, senté un pasajero para asegurarme de que dejasen espacio para que pudiera poner las piernas cómodamente sobre los estribos y marqué la posición general de las maletas respecto a los anclajes.

IMG_5766

Entonces desmonté uno de los lados de los anclajes (no hace falta desmontar los dos, ya que el marco rectangular que sostiene la maleta es idéntico en ambos lados) y marqué los puntos exactos para taladrar con la maleta cómodamente puesta en el suelo.

IMG_5786

Con los puntos ya marcados, hice una pequeña marca con un punzón para evitar que patinase la broca y rallase la maleta y empecé a hacer los agujeros, primero con una broca de 3 mm y luego con una de 5 mm. Los dos agujeros grandes para las abrazaderas que bloquean las maletas en su sitio los hice con una broca de 10 mm. Ahora solo quedaba limar los bordes y atornillar los soportes. Suena sencillo, y la verdad es que el proceso no es complicado, pero se tarda bastante en hacerlo con las dos maletas.

IMG_5791IMG_5792IMG_5794IMG_5797

Ahora que ya podía montar las maletas en la moto era el momento de hacer los agujeros para fijar las placas de montaje que aguantan los accesorios que había comprado: un soporte para un bidón de 3 litros de gasolina y otro para un par de botellas.

IMG_5807

IMG_5808

Ahora tocaba montar el soporte del GPS y la instalación eléctrica para mantenerlo cargado mientras esté en la moto. Tuve que quitar los carenados laterales, pero por suerte el cable pudo pasar a través del carenado frontal y debajo del depósito sin tener que desmontarlos.

IMG_5806

El Garmin Zumo que compré venía con un soporte RAM, pero prefiero usar este porque se puede cerrar con llave, así no necesito desmontarlo cada vez que haga una parada. Reciclaré el soporte RAM para el localizador SPOT.

Para terminar, volví a montarlo todo y probé el GPS. ¡Funciona!

Este es el aspecto que tiene la moto ahora:

IMG_5810

IMG_5809