Atravesamos el Mediterráneo

Día 2 – Sábado 30 de julio – Más ferry y de Civitavecchia a Terni (113km)

Los ferries Grimaldi se pueden considerar el Ryanair del Mediterráneo: la forma más barata en la que uno y su vehículo pueden llegar a su destino vacacional desde Barcelona, y se nota. Lo que pagas es lo que hay, y la ventaja en este caso es que si en lo que te quieres gastar tu dinero son tus vacaciones en los Balcanes en vez de un camarote en un crucero a través del Mediterráneo, se puede embarcar con un simple billete de cubierta y buscar un rincón tranquilo donde poner la colchoneta y pasar la noche sin que nadie te mire dos veces; todo el mundo lo hace. Nos buscamos una esquina “de clase superior” (con enchufe, vamos) y nos instalamos allí.

20160730113443El día siguiente fue mucho más tranquilo de lo que mis primeras impresiones me habían habían hecho esperar, y el tiempo pasó plácidamente escribiendo este blog, jugando a cartas y leyendo entre la cubierta superior y una pequeña cubierta lateral con sombra un par de pisos más abajo que estaba prácticamente desierta y tenía una agradable brisa marina. El viaje se me hizo mucho más corto de lo que en realidad era, y a pesar del retraso inicial de dos horas desembarcamos en Civitavecchia a las 19:30.

20160730132754Teníamos unos 100km hasta Terni, una población a medio camino entre costa y costa donde íbamos a pasar la noche, e Italia nos dio la bienvenida con una carretera fantástica entre campos y colinas con el sol poniéndose rojo ardiente de trasfondo.

Anuncios

Balkan Adventure 2016

Día 1 – Viernes 29 de julio – Ferry de Barcelona a Civitavecchia (0km)

Hacía ya tres meses que tenía la moto; había servido honorablemente en su papel de transporte diario al trabajo y había hecho su salida ocasional algún fin de semana, pero día tras día podía notar que me pedía, que ansiaba un viaje más largo, la bestia quería alejarse de la ciudad. Cuando por fin llegaron las vacaciones pues, era hora de llevarla a su primer gran viaje. ¿Dónde? A los Balcanes.

El plan era coger un ferry a Italia, cruzar el país, coger otro ferry y empezar desde Croacia, desde allí bajar hacia Montenegro, Albania, Kosovo, Macedonia, Bulgaria, Grecia y de allí a Italia de nuevo mediante otro ferry.

20160730132925Empecé mis vacaciones al final de Julio, cosa que tenía dos consecuencias inmediatas sobre el inicio de mi viaje.

Una, recibí un crudo recordatorio de la temperatura y humedad que reinan en la ciudad a estas alturas del verano mientras cargaba con más de 40kg de equipaje bulto a bulto desde el piso hasta el garaje donde duerme la moto. Tras mucho sudar, tirar de pulpos y cintas y atar nudos, completé la partida de Tetris y la moto quedó cargada.

Dos, experimenté el gozo de iniciar mis vacaciones al mismo tiempo que millones de otras personas, materializado en colas interminables en la terminal de ferries.

IMG-20160729-WA0019Una vez a bordo, el ferry estaba lleno hasta los topes, con gente voceando, niños y camioneros de Europa del este de aspecto cuestionable, uno de los cuales intentó empezar una pelea en el bar de cubierta. Al menos el retraso de dos horas antes de zarpar se hizo más llevadero gracias a una pareja de argentinos que llevan más de dos años viajando por el mundo en moto y que tenían un montón de historias que contar. Podéis leer su historia aquí y aquí.

Los toques finales a la AT

Como conté cuando instalé la caja de fusibles en la AT, aún me faltaba montar algunas cosas, la mayoría de las cuales requerían pasar cables desde el manillar y la parte delantera de la moto, por debajo del depósito y hasta la caja debajo del asiento. No sobra espacio precisamente, había que desmontar el depósito y no quería hacerlo cada vez que fuera a montar un accesorio, así que esperé pacientemente hasta que todo hubiera llegado y con solo una semana de margen antes del primer gran viaje de la AT, me puse manos a la obra. Iba a montar:

  • Antinieblas delanteros
  • Puños calefactados
  • Toma de 12V
  • Engrasador de cadena
  • Cableado para un antiniebla trasero (aún no he recibido el top case de Holan)

Necesitaba la moto para ir a trabajar, así que tenía que dejarlo todo listo en una tarde. En los días previos hice todos los deberes: esquemas eléctricos, cortar los cables, montar conectores, protegerlos con manguera termoretráctil, y en general montar todo lo que pudiera antes de pasar los cables.

El engrasador que elegí era un PDoiler, que es más barato que un Scottoiler electrónico pero aún permite controlar al instante la cantidad de aceite que llega a la cadena. Lo que no me convencía era el sistema de mecha, así que lo sustituí por un inyector dual de Scottoiler.

DSC_0006Puse el conjunto depósito/bomba en el lado derecho del subchasis, detrás del reposapié del pasajero. No se ve mucho y es la posición ideal para pasar los cables a la caja de fusibles y el tubo del aceite hasta el brazo trasero y la cadena.

DSC_0017DSC_0075El inyector dual va montado bien con un par de bridas de plástico, bien con un adhesivo especial, pero preferí una solución más elegante y lo atornillé a la guía de la cadena que hay en la parte inferior del brazo, que es una posición ideal en la AT.

DSC_0008Queda tapado, así que no se ve prácticamente nada, y va montado de forma más segura. Basta con medir la posición, desmontar la guía y taladrar un agujero del mismo diámetro que el tornillo incluido con el inyector.

DSC_0011Para ajustar la posición del inyector se pueden usar los separadores de plástico incluidos o unas cuantas arandelas para conseguir un ajuste más preciso.

DSC_0014Usé los clips de plástico adhesivos que venían para pasar el tubo del aceite y fabriqué un soporte para montar la unidad de control en el manillar con un soporte que venía con la toma de 12V.

DSC_0019IMG_0290Y llegó el día. Justo después de comer empecé a desmontar los carenados de la moto. La primera vez que lo hice me quejé de lo que se tardaba, pero como descubrí esta segunda vez, con las herramientas adecuadas y conociendo el proceso, se puede quitar todo bastante rápido. Lo que me preocupaba eran las defensas. No sabía si era posible quitar los carenados con las defensas en su sitio, como en la V-Strom.

No se puede. Al menos con las defensas de Holan. Las buenas noticias es que no hace falta desmontarlas por completo: si se afloja el punto de montaje inferior y se quitan los dos tornillos de debajo del aro, el conjunto pivota hacia adelante y ya no molesta. Imagino que con el modelo PRO hay que quitar cuatro tornillos más de los puntos de montaje en los radiadores.

IMG_0285Quitar el depósito también es relativamente sencillo: solo hay que retirar un tornillo (debajo del asiento), aunque hay que desmontar el conjunto de la cerradura del asiento para acceder a él, y tirar hacia arriba y hacia atrás para separarlo de los soportes de goma delanteros. Con ayuda de un amigo que lo levante, se desconecta el manguito de la gasolina, dos conectores eléctricos y los tubos del respiradero y del rebosadero, y ya está. Mucho más fácil con el depósito vacío o en reserva, pues pesa menos.

Puse una toma de 12V impermeable que encajaba perfectamente en el salpicadero.

DSC_0076Los puños calefactados resultaron ser bastante más complicados. Costó sudor e insultos sacar los originales, y mientras que el izquierdo entró sin problemas (tuve que poner un par de gotas de cola para evitar que diese vueltas) el derecho se plantó a medio camino y no hubo manera. Al final usamos un sargento grande para empujarlo. No tienen una unidad de control separada, está integrada en el puño izquierdo, como los originales de Honda. Esto les da un aspecto más limpio, pero más tarde descubrí que a veces los ponía en marcha al usar los intermitentes, así que tuve que rotarlo un poco hacia abajo para que no molestara.

Monté la unidad de control del engrasador en el lado derecho del manillar y los interruptores para los antinieblas en el izquierdo, al alcance del pulgar. Los puse en un soporte de PMR que se monta en lugar del soporte de la maneta del embrague. Queda fantástico, pero los tornillos no quedaban exactamente alineados, fue necesario limar un poco los agujeros.

IMG_0289Tras montar los antinieblas en las defensas (muy fácil con las Holan, ya llevan una rosca integrada), lo único que faltaba era pasar todos los cables al lado de los de la moto, asegurarlos con bridas y hacer las conexiones. Si se van a montar varios accesorios en la AT, recomiendo encarecidamente una caja de fusibles, pues facilita mucho la instalación en una moto con una batería de tan difícil acceso.

Comprobamos que todo funcionaba y volvimos a montar la moto.

Otras incorporaciones de última hora han sido un par de neumáticos Heidenau K60 y unas bolsas hechas a medida para las defensas Holan para llevar un par de cámaras de recambio y las herramientas para cambiarlas.