Camellos y pozos de petróleo

Día 17 – jueves 11 de julio – de Astrakán a Dossor (455km)

Esta vez Martin y yo nos pusimos en camino temprano, y a las 8 de la mañana ya estábamos en la carretera, después de una parada para comprar algo de zumo y pastelería para desayunar. Salimos de la ciudad y poco después llegamos al río Buzan, que discurre paralelo al Volga. Había leído en HUBB que no había puente, y que necesitaríamos guardarnos algunos rublos antes de entrar en Kazakstán para pagar el ferry para cruzarlo. Resultó que había un puente, uno de esos montado sobre pontones que flotan sobre el río, y tuvimos que pagar 50 rublos para cruzarlo. La superficie del puente estaba hecha de planchas de metal, dobladas y abolladas, y resbalaba muchísimo, pero conseguimos cruzar sin caernos de la moto.

Desde allí solo teníamos unos pocos kilómetros hasta la frontera, que fue sorprendentemente fácil de cruzar. Había cola, pero nos colamos con las motos hasta delante y el guarda nos dejó pasar. Pasamos el lado ruso sin problemas, a pesar de que no nos habíamos registrado con las autoridades al entrar en el país, y no nos pidieron los papeles de importación temporal de la moto que nos habían dado cuando entramos el país desde Ucrania. En el lado kazajo los guardas eran muy amables y tenían curiosidad sobre nuestro viaje, es una pena que no se pudiesen hacer fotos. Usando un poco de lenguaje de manos, me dijeron que se podía cambiar dinero justo allí en el edificio de aduanas, y justo pasada la frontera había mucha gente ofreciendo cambiar dinero y vender seguro para automóviles. Ya que mi seguro europeo no cubría más allá de la parte Europea de Rusia, compré un seguro para 20 días por unos 27€.

IMG_7167

La carretera se volvió mala de inmediato, con un montón de agujeros que nos obligaban a ir de pié y prestar mucha atención para no pillarlos, ya que eran profundos y con los bordes vivos. Al cabo de aproximadamente una hora en el país, paramos a por gasolina en un pequeño pueblo y desde allí la carretera mejoró bastante, permitiéndonos viajar a unos 80km/h, pero aún con cuidado para evitar algún socavón de vez en cuando. Queríamos llegar a Dossor, que está unos 100km más lejos de lo que yo había planeado ir al principio, pero llevábamos un buen día y la  carretera no era tan mala como nos pensábamos, así que pensamos que podíamos llegar. Poco antes de Atyrau paramos a poner gasolina por última vez, ya que debería ser suficiente para completar el día.

El paisaje en Kazakstán era bastante aburrido, kilómetros y kilómetros de nada, sólo desierto, camellos y caballos y de vez en cuando un pueblo o un pozo de petróleo.

IMG_7170

La carretera de después de Atyrau era sorpredentemente buena, y pudimos ir rápido hasta Dossor.  Paramos una última vez para comprar agua y Martin compró también unas gafas de sol para poder llevar debajo de las de protección, ya que le molestaba mucho. Mientras nos preparábamos para volver a subir en las motos, un Belga en una bici muy rara entró en la gasolinera. Estaba participando en una carrera de bicis de energía solar desde Francia hasta Astana, y en ese momento era el líder.

IMG_7174

Se dedicaba al tema de la energía solar y había diseñado la bicicleta él mismo, nos dijo que había dos de sus prototipos participando en la carrera. Le deseamos buena suerte y le avisamos del mal estado de las carreteras, pero parece que estaba bastante seguro de que no sería un problema en su bici.

Llegamos a Dossor sobre las 7 de la tarde, y paramos a repostar en una gasolinera en el cruce donde a la mañana siguiente nos separaríamos, Martin continuando hacia el sur hasta Uzbekistán y yo hacia el norte hasta Aktobe. Preguntamos al hombre de la gasolinera dónde podíamos acampar, y nos dijo que mejor hacerlo detrás del edificio, ya que no sería seguro hacerlo más lejos del pueblo.

IMG_7179

Plantar las tiendas con el viento que hacía fue bastante difícil, y había muchísimo polvo. En sólo media hora el interior de las tiendas estaban llenas de arena del desierto que dejaba una fina capa sobre todas nuestras cosas. Preparé un risotto en el hornillo y me senté con la espalda contra la pared de la gasolinera a cenar y contemplar la puesta de sol en el desierto.

IMG_7180

Anuncios

El Consulado de Kazakstán en Barcelona existe!

Hace un mes empecé a reunir información sobre los visados y todo el papeleo necesario y visité los consulados en Barcelona. Necesito visados para Rusia, Kazakstán y Mongolia. Encontré toda la información que necesitaba en los consulados de Rusia y Mongolia (mas información sobre el tema en otro post), pero encontré el consulado de Kazakstán cerrado las tres veces que fui a visitarlo, fuese cual fuese el dia y la hora.

Por surte, hoy ha sido un día muy productivo y he encontrado un número de teléfono de contacto del consulado. He llamado esta mañana y, efectivamente, están en Barcelona, pero solo reciben visitas concertadas previamente. Emiten visados, pero lo hacen a través del consulado de Madrid, y cobran 120€ por el servicio. Si llevo los documentos a Madrid yo mismo solo costaría 35€, así que aprovecharé que mi hermana vive allí y tengo amigos que van y vienen entre Barcelona y Madrid a menudo e intentaré hacerlo por mi cuenta.

Entretanto, he descargado estos formularios con una pinta muy oficial:

2013-04-09 16.00.35