La ciudad de las ruinas

Día 30 – Sábado 27 de agosto – Atenas (0km)

A las 7:00 ya me había levantado, puesto todo en la moto y recorrida la corta distancia hasta el B&B donde me encontré con mi hermana y su marido, Alex, que tras una noche sin dormir en el avión estaban listos para llegar a la Acrópolis en cuanto sus puertas se abrieran, por delante de la mayoría de turistas.

Desayunamos de camino y un poco pasadas las 8:00 ya estábamos al pie de la colina que contiene unos de los restos arqueológicos más famosos del mundo. Había solamente unas pocas personas haciendo cola delante nuestro y todas parecían haber pasado con un amplio margen la edad de jubilación, pero aun así una chica del personal fue pasando por la cola preguntándoles si eran estudiantes. Dijeron que no, igual que no nosotros cuando nos tocó, pero un chico que había detrás nuestro, no precisamente mucho más joven que nosotros dijo ‘sí’ y, sin verificación alguna, la chica le dio una entrada gratuita. Demonios… nos podíamos haber ahorrado 30 euros.

IMG_1161Hay muchas cosas que ver al pie de la colina, mucho antes de alcanzar la Acrópolis misma, el Odeón de Pericles, el Teatro de Dionisio Eleuthero, el Odeón de Herodes Atticus… Pero tras dedicarles un rato, mi hermana decretó que quería ver la Acrópolis antes de que llegase el grueso de los turistas, y que ya habría tiempo de ver el resto de bajada.

IMG_1171Por desgracia, hay ciertos lugares en el mundo donde, no importa lo rápido que seas o cómo de temprano te levantes, no puedes huir de los grupos de los cruceros, y cuando llegamos a la entrada principal vimos las escaleras infestadas de gente con pegatinas en el polo que identificaban su pertenencia a tal o cual grupo, haciéndose fotos y escuchando a los respectivos guías, que intentaban mantener la distancia para no interferirse. Las explicaciones eran lo bastante largas para permitirnos a nosotros colarnos a través de los grupos y cruzar la entrada sin demasiada compañía.

IMG_1195No soy una persona especialmente dada a madrugar, pero por algo así vale la pena; entrar en una Acrópolis casi vacía a primera hora de la mañana, mientras el sol gana altura y la temperatura aun es fresca, es algo que hay que vivir. Todos hemos visto las fotos, todos la hemos estudiado más o menos en la escuela, pero poner los pies allí en persona produce una sensación difícil de explicar. No importa cuántas fotos cuelgue aquí o en Facebook, hay que venir a verlo.

IMG_1183Nuestras entradas incluían acceso a otros varios restos por toda la ciudad, y pasamos todo el día visitándolos a pesar de las altas temperaturas. Intento mantener este blog libre de política o religión, pero cuando uno ve lo avanzada que estaba esta civilización no puede evitar preguntarse dónde estaría hoy la humanidad si hubiera sido por enorme paso atrás que supuso el cristianismo y la edad media. Entiendo la necesidad del hombre de sentir que todo tiene un propósito o de creer en un ser superior que sí que sabe lo que hace, o al menos a quien culpar por las tragedias que suceden aleatoriamente, pero no dejo de llegar siempre a la conclusión de que la religión no nos ha hecho ningún favor. Y es solo la religión, últimamente me viene cada vez más a menudo a la cabeza aquella cita de George Carlin: ‘nunca subestimes el poder de muchos idiotas juntos’. Paseando por las ruinas me pregunté si quizá miles de años más adelante otra gente, quizá turistas de otros mundos, se pasearán entre las ruinas de nuestra civilización escuchando la explicación de su guía: ‘y en 2016 Trump se convirtió en presidente de los Estados Unidos…’

IMG_1238También visitamos el mercado … en el otro lado de la Acrópolis y nos perdimos un rato por las callejuelas de Plaka aunque decidimos dejarlo para la mañana siguiente y nos dirigimos a la colina de Philopappos para disfrutar de las mejores vistas de la Acrópolis.

IMG_1273La colina está situada al suroeste de las ruinas y es el lugar perfecto para ver la puesta de sol con unas vistas únicas de la Acrópolis bañada en el rojo del atardecer mientras el sol desaparece y luego contemplar las luces de la ciudad encenderse una a una, hasta que ha oscurecido casi por completo y la Acrópolis finalmente también se ilumina. Increíble.

IMG_1304A medida que atravesábamos el centro de vuelta al hotel, sin embargo, mi primera impresión de la ciudad del día anterior se vio confirmada; fuera de la Acrópolis y las calles que la rodean, la ciudad se cae a pedazos. Me quedan pocas capitales de la UE por ver (Dublín, Bratislava, Oslo, Luxemburgo) pero creo que puedo decir que Atenas era, con diferencia, la que se encontraba en peor estado.

IMG_1310

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s