Lagos, lluvia y granizo

Día 22 – Viernes 19 de agosto – De Bansko a Vihren y vuelta (32km)

La previsión meteorológica resultó ser acertada y a la mañana siguiente el cielo estaba cubierto y ni siquiera veíamos las montañas valle arriba. Cada diez minutos o así caían fuertes chubascos, así que desayunamos y nos sentamos en la terraza delantera del hotel a leer un rato, escribir un rato, y pasar el rato en general esperando que el tiempo mejorara un poco para poder al menos subir en moto hasta el refugio de Vihren, unos 16km montaña arriba, y ver los lagos.

A mediodía la lluvia nos dio por fin un respiro y cogimos la moto y subimos enseguida mientras se abrían algunos agujeros azules en el cielo. Llegamos al refugio a través de una preciosa carretera de montaña y nos sorprendió ver la cantidad de coches que había allí a pesar de la lluvia.

20160819061127Empezamos a andar para ir a ver al menos los dos primeros lagos, que estaban a media hora y una hora y media del refugio respectivamente; las montañas parecían más altas y más imponentes, este parque daba un impresión más alpina que Rila.

20160819063259Llegamos al primer lago, también llamado Otoko, que era bastante pequeño, y seguimos hasta el segundo con las nubes cerniéndose sobre nosotros de nuevo. Para cuando teníamos el segundo lago a la vista ya oíamos truenos tras la montañas, así que hicimos un par de fotos y empezamos a volver al refugio.

La lluvia empezó a caer antes incluso de que llegáramos al primer lago, y en cinco minutos estábamos empapados. Para cuando alcanzamos el refugio, estaba diluviando e incluso caía granizo. Saqué el traje y las botas de moto de las maletas y me cambié corriendo en el porche del refugio, delante de toda la gente que se había metido allí para escapar la lluvia, intentando no pillar una pulmonía.

20160819074925Cuando la lluvia paró por fin volvimos al hotel y dimos por terminado el día, algo tristes por no haber podido ver más. Una cosa nos daba esperanzas, sin embargo: al día siguiente íbamos a Sofia, que estaba a tan solo 150km, y habíamos visto en el refugio que la ascensión al Vihren eran unas tres horas. Estaba previsto que el tiempo mejorase, así que decidimos levantarnos muy temprano, ver si el cielo estaba despejado e intentar subir el pico antes de ir a Sofía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s