Un merecido descanso

Día 56 – Lunes 19 de agosto – Budapest (0km)

Ya había estado en Budapest al principio del viaje, así que ahora que estaba de vuelta en la ciudad sólo había una cosa que quería hacer y no había tenido tiempo de hacer en mi visita anterior: ir a uno de los baños de la ciudad y pasar el día sin hacer nada más que relajarme.

Bueno, en realidad había un par de cosas más que quería hacer, pero al final sólo conseguí hacer una de ellas. Necesitaba cambiar las pastillas de freno traseras y tensar la cadena, y me había estado esperando a estar en BikerCamp para hacerlo, ya que tienen espacio para trabajar y herramientas (que yo ya no tenía después de Tallinn…). Dormir en tienda supone despertarse con el sol, así que estaba en pie temprano y tuve tiempo de hacerlo por la mañana.

IMG_0789

La segunda cosa que quería hacer era encontrar una tienda de equiamiento de moto y comprar una faja, ya que mi espalda empezaba a acusar los kilómetros y ya no podía hacer 200km del tirón, pero resultó ser imposible. Era fiesta nacional y además había una festival de folk en la ciudad, así que todo estaba cerrado excepto algunos supermercados. En vez de ir de compras fuimos a visitar la ciudad, pero no pudimos subir a la ciudadela, ya que estaba cerrada por el festival.

IMG_0835

Debo decir que fue un poco un alivio, ya que hacía demasiado calor para subir andando hasta allí. Fuimos a comer y después de regalarnos un excelente frapuccino, nos dirigimos a los baños.

Había varios sitios que elegir, y al final fuimos a los Gellert, que eran populares, situados en un edificio interesante y además los había recomendado un amigo. El sitio era enorme, con varias piscinas y baños interiores y exteriores, y después de que me echasen de la piscina de nado interior por no llevar gorro, fuimos a los baños exteriores. El agua termal estaba a 36ºC y había chorros de agua con los que pude dar un buen masaje a mi maltrecha espalda, así que nos quedamos allí toda la tarde, relajándonos hasta la hora de cerrar.

IMG_0902

Para cuando salimos y era de noche y el aire era fresco, así que decidimos volver a pie en lugar de coger el metro. Había sido uno de los mejores días del viaje.

Hicimos un poco de compra en el camino de vuelta y después de cenar buscamos un hostal para nuestro siguiente destino, Belgrado. Tenía muchas ganas de ponerme en camino al día siguiente, íbamos a salir otra vez de la UE hacia una parte de Europa que no había visto nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s