El Nordkapp

Día 38 – Jueves 1 de agosto – De 6km de Bekkarfjørd a Slettnes al Nordkapp (609km)

El fuerte viento me despertó a las 6 am y ya que no había manera de volver a dormir con tal escándalo, me levanté. Me arrastré fuera de la tienda y me encontré con la moto en el suelo de nuevo, y cuando la levanté vi que esta vez se había roto el intermitente delantero izquierdo. Los intermitentes delanteros sobresalen mucho en una V-Strom, es un diseño bastante malo, y son lo primero que se rompe cuando la moto va al suelo, pero no me podía creer que después de haber hecho tanto camino y haber sobrevivido caídas en el desierto en Kazakstán, tuviese que pasar aquí.

IMG_0290

El viento soplaba tan fuerte que no me fiaba de dejar la moto allí mientras recogía todo y me preparaba para irme, así que plegué la tienda tan rápido como pude peléandome con el viento, lo enganché todo a la moto y salí por piernas de allí sin ni tan solo desayunar. Tampoco hubiese podido, sin el hornillo.

En cuanto encontré un lugar más resguardado, paré y enganché los trozos de intermitente con cinta americana. La reparación parecía sólida, así que pensé que lo dejaría así en vez de intentar encontrar uno nuevo que seguramente costaría una fortuna aquí.

Hice los 100km que no terminé el día anterior y como suele pasar, vi un montón de sitios ideales donde podría haber pasado la noche si hubiese continuado un poco. Se me estaba terminando la gasolina, así que miré en le GPS y vi que había una gasolinera en Mehamn, el último pueblo antes del faro. Sin embargo, cuando llegué allí el surtidor no funcionaba, y el encargado me dijo que podía esperar hasta las 4 o las 5 de la tarde o ir hasta Kjøllefjord, lo que suponía deshacer 13km hasta el último desvío y luego hacer 23km hasta el pueblo. Llegué allí con la última barra del indicador de gasolina parpadeando, rogando que la gasolinera estuviera abierta, ya que la última estaba a más de 100km al sur. Lo estaba, y despúes de llenar el depósito volví a subir a la carretera principal y fui hasta Slettnes, donde estaba el faro.

IMG_0298

Eran las 10 am y estaba en medio de la nada, así que no había ni un alma en el faro. Este era mi Nordkapp privado, lejos de los turistas. El faro estaba hecho de metal, el único de este tipo en Noruega y el faro más al norte de Europa. Di una vuelta por allí y me fui hacia el Nordkapp, que estaba al otro lado del fjord. Casi podía verlo en la distancia, pero llegar hasta allí por carretera suponía un rodeo que me llevaría todo el día. Eso no era ningún problema, ya que el plan era llegar justo a tiempo de encontrar un cámping y luego hacer los últimos poco kilómetros hacia el Nordkapp después de cenar, a tiempo de ver el sol de medianoche.

En los últimos 100km, ya en la carretera que llevaba solo hacia el Nordkapp, empecé a ver lo que no había visto en toda la mañana – un montón de autocares y motos. El Nordkapp está en una isla, pero no hacía falta coger un ferry, ya que un túnel de 6km cavado en la roca pasa por debajo del mar y conecta la isla con tierra firme. Pasar por el túnel ya era una experiencia en sí, tenía una fuerte pendiente durente 3km y luego empezaba a subir de forma aún más pronunciada los otros 3km, como una V gigante. Al otro lado pasé de largo del pueblo principal, donde paran todos los cruceros de turistas, y cogí la carretera que subía por la montaña hasta llegar al Middnatsol Camping, el último antes del Nordkapp.

IMG_0301

Paré, acampé y me preparé la cena viendo pasar autocares y motos por la carretera por debajo de mí. A las diez y media, cogí la moto e hice los últimos pocos kilómetros.

Era una sensación extraña, llevaba más de un mes en la carretera y ahora iba por fin a alcanzar el punto donde daría media vuelta y empezaría la vuelta a casa. Tuve suerte y no había nada de tráfico en el último tramo, así que fui lento y me tomé mi tiempo para pensar en todas las cosas que había visto y en toda la gente que había conocido en la carretera. Había sido una experiencia intensa, muchas emociones y muchos kilómetros condensados en pocas semanas. Un experiencia que nunca olvidaría.

IMG_0306

Entonces lo vi. Allí delante, el Nordkapp. El punto más septentrional de Europa. Había conseguido llegar aquí desde el desierto en Kazakstán, en una moto con tantos kilómetros que la mayoría de gente se la hubiese quitado de encima hacía tiempo, con una llanta trasera reparada por un mecánico en una barraca en Rusia, con el traje cubierto con el polvo, suciedad, lluvia e insectos de 12 países diferentes.

IMG_0315

Pagué el peaje (sí, hay que pagar para entrar en el Nordkapp y no es barato), aparqué mi V-Strom en una larga fila de GS, me quité el casco y los guantes y anduve hasta el punto donde termina Europa.

Era aun temprano, y el sol estaba escondido tras algunas nubes bajas flotando sobre el mar, así que di una vuelta por el complejo y visité el museo, el audiovisual, el mirador King’s View y la tienda de souvenirs, donde compré la obligada pegatina para la moto.

IMG_0312

A las 23:30, encontré un rincón en la baranda libre de turistas y esperé a que el sol asomase por debajo de las nubes. Era como una puesta de sol normal, hasta que te dabas cuenta de que al contrario de una puesta de sol normal, el sol no se movía solo hacia abajo, sino también de lado. De hecho, se desplazaba más rápido de izquierda a derecha que hacia abajo. A medianoche, rozó el horizonte y luego empezó a elevarse otra vez. Un nuevo día había empezado, y había visto la puesta y la salida del sol en el espacio de una hora.

IMG_0349

Anuncios

Un pensamiento en “El Nordkapp

  1. Un post un molt maco i unes fotos precioses! He de reconèixer q he rigut una mica amb el teu relat del vent però em sap greu per l intermitent 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s