Sarajevo

Día 59 – Jueves 22 de agosto – Sarajevo (0km)

El día anterior llegamos a Sarajevo tarde, cansados y con frío, y me había resignado a no tener tiempo para visitra la ciudad a pesar de que me hacía mucha ilusión, así que no fue nada difícil tomar la decisión de quedarnos un día extra durante la cena.

A la mañana siguiente avisamos a la mujer que se ocupaba de la casa de que nos quedaríamos una noche más y nos dijo que no había ningún problema. Fuimos a visitar la ciudad que tanto quería ver y no me decepcionó; se confirmó la buena primera impresión del día anterior y me enamoré rápidamente del lugar: el aspecto, la historia, la gente, el ambiente… me cautivó en pocos minutos y quedé enganchado y decidido a volver en el futuro y pasar unas vacaciones enteras descubriendo el país.

IMG_0961

Visitamos el casco antiguo, una exposición permanente sobre la masacre de Srebenica, el cementerio memorial de los mártires, algunos de los puentes sobre el río Milijacka…

IMG_0983

Viendo la vida que tenía la ciudad, era difícil imaginar que no hace tanto, entre 1992 y 1995, la ciudad sufrió el sitio más largo en la historia bélica moderna, un sitio que mantuvo a sus habitantes bajo el yugo del miedo constante de perder la vida, pasando día sí día también bajo el fuego de la artillería y los francotiradores serbios escondidos en las colinas que rodean la ciudad. Aún quedan cicatrices fácilmente visibles si se buscan, todos y cada uno de los edificios de la ciudad sufrieron daños durante ese período y las reparaciones son visibles en algunos de ellos, mientras que otros visten claramente en sus paredes las cicatrices dejadas por el sitio.

IMG_0938

La mujer que regentaba la casa en la que nos alojamos, Nadia, nos dijo que había perdido siete miembros de su familia durante el sitio, pero que antes de la guerra todas la culturas habían coexistido pacíficamente en la ciudad durante años, según ella todo el odio que alimento la guerra fue causado únicamente por los políticos.

IMG_1090

Por la tarde subimos a una colina para ver la ciudad a la luz del atardecer y encontramos un mirador en una vieja fortaleza donde varias personas de la ciudad se habían congregado a ver la puesta de sol. Pasamos un rato allí y de bajada un gato que salía de una casa nos llamó la atención. Me paré y vino directo a mí, lo que es raro para la mayoría de gatos.  Era una de esas gatas (porqué era una gata) que se comportan más como un perro, y se dejó recoger y acariciar.

IMG_0991

Nos la llevamos a dar una vuelta con nosotros, y estaba tan más contenta imposible, ronroneando todo el rato. La llamamos Sara, por Sarajevo, e incluso consideramos seriamente la idea de quedarnos otro día en la ciudad para llevarla a un veterinario a que nos hiciese los papeles pertinentes para llevarla con nosotros a Barcelona, pero se veía limpia y cuidada, estaba claro que vivía en la casa de la que había salido de un salto, así que al final la dejamos volver a su propietario.

IMG_1015

Cenamos fuera esa noche también, y después de cenar fuimos a tomar una cerveza y encontramos un lugar con shishas, donde pasamos un buen rato riendo y pensando en la última etapa importante al día siguiente, tras la cual pararíamos por fin a descansar unos días.

IMG_1081

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s